Principales diferencias entre la aplicación de Android y la aplicación de iOS

El Android de Google y el iOS de Apple son dos tipos diferentes de sistemas operativos que se utilizan principalmente en tecnología móvil, p. B. teléfonos inteligentes y tabletas. Android es una versión basada en Linux y parcialmente de código abierto que se parece más a una PC que iOS. En iOS, la interfaz de usuario y las funciones principales suelen ser más personalizables de arriba a abajo. Sin embargo, los componentes de diseño consistentes de iOS a veces se perciben como más fáciles de usar.
El desarrollo de aplicaciones para Android e iOS puede parecer muy similar al ojo inexperto, pero la certeza es que cada uno de estos dos sistemas operativos tiene sus propias características. Existen diferentes versiones de Android e iOS, tanto para soporte técnico para el desarrollo de aplicaciones como para crear una aplicación.
Además, no solo a nivel técnico, sino también en términos de diseño y política de telefonía móvil. En otras palabras, toda la idea de una aplicación depende del sistema operativo preferido. Los desarrolladores que cambian de un sistema operativo a otro utilizando un lenguaje de programación completamente diferente notarán las diferencias.
Diseño diferente
Tanto iOS como Android tienen algunas diferencias básicas de diseño. Específicamente, podemos suponer que la característica común de los pictogramas, símbolos y botones de Apple es el diseño minimalista y compacto. Los diseñadores web de Android se inspiran en una idea de diseño de material casi equivalente. De esta forma, la ausencia de líneas y iconos grotescos y grandes es la misma para el desarrollo de iOS y Android. Además, el deseo de implementar un panel de sensores en dispositivos móviles (con la excepción de los botones necesarios para usar botones físicos) se puede describir claramente en las últimas versiones del sistema operativo Android. También tomemos la forma de paneles multitarea en los dos sistemas operativos. iOS tiene una ventana en miniatura separada; Android tiene pestañas intercambiables que se ajustan a casi toda la pantalla. Las plataformas también tienen diferentes tipos de botones, con botones flotantes que sombrean los dispositivos Android, y el diseño estilísticamente más suave y estéticamente más avanzado de iOS. Esta regla también se aplica a los símbolos: los creadores de iOS necesitan que las líneas utilizadas en los símbolos sean lo más delgadas posible (a diferencia de Android).

Prueba tanto la aplicación
El marco de prueba de una aplicación es una parte esencial del proceso de desarrollo para aplicaciones móviles. Esto también se aplica a juegos y otros tipos de aplicaciones. Debes asegurarte de que la aplicación que está desarrollando funcione correctamente. El simulador de iOS y el emulador de Android son modelos con los que esto se prueba con frecuencia.
Una variación importante es que el simulador de iOS es mucho más rápido que su equivalente de Android. Sin embargo, el emulador de Android tiene la ventaja correspondiente de que es una potente máquina virtual con CPU, lo que lo hace más realista que su equivalente de iOS. De hecho, el simulador de iOS a menudo no proporciona representaciones detalladas y reales de los dispositivos Apple.

Por este motivo, es importante llevar a cabo numerosas pruebas en dispositivos móviles reales para ver el flujo de comunicación de la aplicación e identificar posibles errores.

Lenguajes de programación
El siguiente factor importante que afecta en gran medida sus diferencias entre los sistemas operativos Android e iOS es el lenguaje de programación. Esto le ayuda a lograr el producto deseado. También podemos ver el contraste entre Apple y Android en el lenguaje de programación. La forma más común de crear una aplicación de Android es usar Java, aunque Java para Android es un poco diferente. Otro lenguaje elegido por los programadores de Android fue C ++, para el cual también se hicieron cambios para la experiencia más básica. Kotlin se ha agregado recientemente ya que un idioma oficial de Android es compatible con los demás. Lea más sobre esto en Google. Mientras que los programadores de iOS usaban Objective-C, Apple lanzó Swift en 2014 como el idioma oficial para las aplicaciones de iOS. Aprender la sintaxis no es difícil, y la ventaja es que está diseñado con este propósito principal para ayudar a los desarrolladores a desarrollar aplicaciones móviles que se ejecutan en dispositivos Apple.